financiamiento de California

La información en esta sección fue sacada de un manual sobre el uso compartido de la California Pan-Ethnic Health Network [Red de Salud Pan-étnica de California] y Joint Use School Partnerships in California: Strategies to Enhance Schools and Communities [Uso Compartido de las Asociaciones Escolares de California: Estrategias para Mejorar las Escuelas y Comunidades], un informe conjunto del Center for Cities and Schools [Centro de Ciudades y Escuelas], y Public Health Law & Policy [Ley de Salud Pública y Política].

Desde 1996, el Estado ha destinado cerca de $ 190 millones para proyectos de uso compartido. En la actualidad, el financiamiento se limita a los gastos relacionados con el capital para la construcción o modernización de los gimnasios, bibliotecas, centros de cuidado infantil, instalaciones de formación del profesorado y salones de usos múltiples.

El financiamiento del Estado desde 1996

  • Proposición 203: Aprobada en 1996, esta autorizó al estado el vender $3 mil millones en bonos de obligación general para ayudar a pagar la construcción de escuelas públicas y una amplia variedad de propósitos con fines de inversión de capital escolar. Hasta 25 millones de dólares de este se destinaron a financiar proyectos de uso compartido.
  • Proposición 47: aprobada en 2002, estos fondos de bonos incluye $50 millones para proyectos de uso compartido. A partir de junio de 2008, 45,8 millones de dólares han sido otorgados a 57 proyectos.
  • La Proposición 55, aprobada en 2004, esta medida de bonos incluye $59 millones para el financiamiento de uso compartido. Hasta junio de 2008, 47,3 millones de dólares habían sido liberados para 63 proyectos.
  • Propuesta 1D: Aprobada en 2006, proporcionó $29 millones para financiar uso compartido y autorizó la transferencia de $21 millones adicionales de otras fuentes de bonos, por un total de $50 millones. Desde el junio de 2008, los fondos de 15,7 millones de dólares fueron liberados para financiar 56 proyectos.

Los fondos de uso compartido derivados de estos bonos de obligación general del Estado sólo puede pagar por una porción de los costos de la construcción o modernización. La contribución máxima del estado para la construcción de una instalación de uso compartido es de $1 millón para un proyecto de la escuela primaria, $1.5 millones para un proyecto de escuela media, y $2 millones para un proyecto de la escuela secundaria. Los montos de financiamiento se distribuyen en función del número de estudiantes que se espera se inscriban pero que no se les puede dar servicio en el espacio existente. Los fondos elegibles a ser otorgados están disponibles en base a criterios específicos como la ubicación geográfica del distrito y el tamaño. La financiación adicional no puede exceder las cantidades cubiertas, pero se puede utilizar para llegar a ellos si el prorrateo de pies cuadrados no sube al tope límite.

Otras fuentes de financiamiento de uso compartido

  • Los bonos de obligación general: Los distritos escolares usan estos bonos para igualar la contribución requerida por el estado para los proyectos de construcción de la escuela. Los bonos locales deben ser aprobadas por el 55 por ciento de los votos en el distrito. Ellos son reembolsados con ingresos de los impuestos locales de propiedad. Bonos locales han recaudado $41 mil millones en la última década.
  • Cuotas de de desarrollo: Las escuelas pueden cobrar cuotas en sobre proyectos de desarrollo urbano residenciales, comerciales e industriales nuevos.
  • Fondos especiales Mello-Roos: Estos fondos permiten a los distritos escolares formar un distrito especial para vender los bonos para proyectos de construcción de la escuela. Se requieren 2 / 3 de aprobación de los votantes y se pagan por los propietarios de la propiedad en el distrito especial. Estos bonos han producido $3.7 billones en la última década.
  • Financiamiento de programa:Los programas después de la escuela y otros pueden ser un catalizador para las asociaciones uso compartido. Por ejemplo, en 2002 los votantes de California pasaron la Proposición 49, Subvenciones para el Programa de Después de la Escuela. Esta iniciativa requiere que los 550 millones dólares fuesen asignados de forma automática hacia la financiación de programas de antes y después de la escuela.

Elegibilidad

Para ser elegible para financiamiento, la asociación de uso compartido debe ser entre el distrito escolar y una agencia del gobierno, universidad pública comunitaria, colegio universitario público, universidad pública u organización sin fines de lucro aprobada por el Consejo de Distribución del Estado. Tanto el distrito escolar y su socio de uso compartido debe contribuir fondos de contrapartida.


Para obtener más información sobre la financiación de uso común en California, póngase en contacto con Martín Martínez, Director de Política
, California Pan-Ethnic Health Network al 510-832-1175 o
 mmartinez@cpehn.org; o Manal J. Aboelata, Director de Programas de Prevención en el Instituto al 323-296-5750 o manal@preventioninstitute.org.

get updates facebook twitter